10 cosas que hacer en Lyon

Por toda la ciudad de Lyon ocultar un milagro para descubrir!

  • Autor

    Rédaction OUI.sncf

  • Actualizado el

    27/02/2017

  • Destino

    Lyon

Ya sea por su arquitectura típica, sus “bouchons” o sus museos, esta ciudad está repleta de lugares que no te puedes perder. Así que he seleccionado para ti 10 planes imprescindibles para tu próxima visita a los lioneses. ¡Buen viaje!

1. Comer en un bouchon

Comer en un bouchon lionés es descubrir una auténtica institución. Se trata de una visita obligada si se quiere disfrutar de la gastronomía familiar del lugar. En estos pequeños restaurantes típicos, puedes degustar especialidades regionales como el “delantal del zapador”, las “quenelles” (una especie de croquetas) o los sesos de Canut. Los nombres de los platos son sorprendentes, pero además el resultado es delicioso ¡y el ambiente es inigualable!

2. Pasearse por los callejones del Viejo Lyon

Si hay un paseo obligatorio, ese es el de los callejones del casco antiguo de Lyon. Hay cientos de pasajes que atraviesan los patios y los edificios de Lyon. Estos laberintos verticales presentan una arquitectura única que no te dejará indiferente: callejones en ángulo, radiales… Te toca descubrir todas las facetas de estos pasajes “secretos”.

3. De compras por la Presqu’île

Ir de compras por Lyon siempre es agradable, sobre todo si se pasea por la Presqu’île. Desde las grandes marcas a las pequeñas marcas (o “griffes de Lyon”), en el Village des Créateurs hay estilos para todos los gustos. ¡Los amantes de la moda lo pasarán en grande!

4. Descubrir el nuevo Museo de las Confluencias

El Museo de las Confluencias, que destaca gracias a su arquitectura moderna y a sus numerosas exposiciones, abrió sus puertas a finales de 2014. Un museo joven, desde luego, pero que ha convencido rápidamente a los lioneses y a todos los turistas. Descubre un excepcional relato de la historia del mundo y de la humanidad a través de este recorrido permanente de más de 3000 m² por diferentes salas y dividido en grandes temas. Mejor no te cuento más. Descúbrelo por ti mismo y deja que haga las delicias de toda la familia.

Le Musée des Confluences - 86 quai Perrache - 69002 Lyon - Tramway 1

5. Visitar el Museo de Bellas Artes de Lyon

El Museo de Bellas Artes de Lyon es la referencia artística de la ciudad. La antigua Abadía de las Damas de San Pedro alberga en sus 70 salas múltiples obras de arte de todos los estilos. ¿Nuestros favoritos? Toda la parte sobre el antiguo Egipto (el sarcófago de Isetemkheb es impresionante) o, también, el retrato Monomanía de la envidia de Géricault.

Museo de Bellas Artes de Lyon - 20 place des Terreaux - 69001 Lyon
Abierto todos los días salvo martes y días festivos de 10:00 a 18:00, los viernes de 10:30 a 18:00. 

6. Seguir los pasos de los romanos en Fourvière

La colina de Fourvière y su basílica tienen motivos de sobra para atraer a los visitantes: estos lugares de altura han alojado los orígenes históricos de Lyon desde el año 43 a. C. Absolutamente imprescindible, el parque arqueológico permite que te sumerjas de lleno en la época galo-romana. En cuanto a la basílica, se yergue aquí desde el siglo XIX y es, simple y llanamente, el símbolo de la ciudad de Lyon.

7. Conocer la historia de Lyon y ver las marionetas del Museo Gadagne

El Museo Gadagne, situado en el casco antiguo de Lyon, se compone de dos partes distintas: una relativa a la historia de la ciudad y otra sobre las marionetas del mundo. Ambas visitas se complementan a la perfección: a través de la primera, conocerás todo acerca de la ciudad y su historia; después, pasarás al mundo del célebre Guiñol, originario de Lyon.

Musée Gadagne - 1 place du petit Collège - 69005 Lyon

8. Ver el Viejo Lyon, un escenario renacentista

Como habrás observado, varios de los lugares imprescindibles de la ciudad se encuentran en el Viejo Lyon. No se trata de una casualidad: el barrio está clasificado como Patrimonio Mundial de la Unesco. Motivo de más para pasearse por sus iglesias y edificios del Renacimiento que, tras sus muros, guardan secretos inesperados.

9. Comer en el trolebús de las luces

¿Qué te parece un restaurante en un autobús? Atento, porque el Trolley des Lumières o “trolebús de las luces” es, para ser más precisos, un “coche restaurante” ¡y además de gama alta! El paseo romántico a bordo cambia según el menú que elijas: el Petit Canut, por los muelles del Saona; el Mâchon de Lyon, que pasa por la colina de Fourvière… tú eliges según tu presupuesto y lo que te apetezca.

10. Coger “la cuerda” para disfrutar de una vista panorámica de la ciudad

En Lyon no se dice “coger el funicular”, lo que se coge es “la cuerda”. Este término forma parte del vocabulario local de los lioneses. Se trata de un medio original de descubrir la ciudad y, por ejemplo, de escalar a la cima de la colina de Fourvière… ¡así se cierra el círculo!

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Quizá también te interese