10 cosas que no te puedes perder en Burdeos

En un solo fin de semana, es difícil verlo y probarlo todo en Burdeos. Aquí te ofrecemos nuestros 10 planes imprescindibles, una mezcla de paradas obligadas y de opciones más originales, que solo los auténticos bordeleses conocen.

  • Marie Gustin

    Autor

    Rédaction OUI.sncf

  • Actualizado el

    24/06/2019

  • Destino

    Bordeaux

1. Un itinerario especial por los bares de vinos, con cavas abovedadas y paredes de piedra

Para motivarte a visitar todo el centro de la ciudad, opta por un circuito de bares de vinos.
Le Toscane (plaza Camille Jullian), para viajar a Italia sin salir de Burdeos; Aux 4 coins du vins (plaza St Pierre), donde sus 40 vinos se degustan con una tarjeta inteligente; L’Oenolimit (plaza Fernand Lafargue), con un ambiente vintage e incluso un antiguo billar, ideal entre amigos; y Le Petit Bois (18, rue du Chai des Farines, Porte Cailhau), por su original decoración y sus generosas tostadas saladas.

© istock-CasarsaGuru

2. Subir a lo alto de la Puerta Cailhau o de la Gran Campana y bajar a la cripta de la basílica de Saint Seurin

Con una altura de 35 metros, la Puerta Cailhau formaba parte de las murallas de la ciudad. Desde su magnífica estructura de roble se aprecia un majestuoso panorama del puente de piedra, decano de los puentes de Burdeos.
Plaza del Palacio. Entrada gratuita hasta la primera planta. Visita completa del monumento: 5 € (3,50 € con descuento y gratis para menores de 12 años acompañados).

Al final de la calle Saint James, en pleno centro de Burdeos, se halla la Gran Campana, antigua torre del ayuntamiento. Este monumento, coronado por una campana de más de 7 toneladas, es una antigua puerta, un vestigio de los muros que rodeaban la ciudad. La campana solo suena 6 veces al año, pero se puede subir al campanario todo el año, en particular para descubrir la antigua prisión.

Tras 50 años cerrada al público, la cripta de la basílica de Saint-Seurin volvió a abrir sus puertas en septiembre de 2015. Podrás bajar por unas escaleras situadas a la izquierda de la nave para encontrarte en el cementerio paleocristiano más antiguo de Burdeos. Sus sarcófagos y tumbas esconden numerosos misterios y leyendas…
Plaza de los Mártires de la Resistencia.

© AGE / Photononstop

3. Entrar en el Utopia, una antigua iglesia transformada en cine

Lugar atípico y ya emblemático, situado en la animada plaza Camille Jullian, el Utopia es un cine de arte y ensayo muy apreciado por los bordeleses, ubicado en una antigua iglesia. Aquí se proyectan en versión original películas procedentes de todos los rincones del mundo.
La sala 5 es nuestra preferida; la más grande, con butacas en grada y una decoración extraordinaria: piedra tallada, vigas al descubierto, estatuas, frescos murales… ¡un marco excepcional!
Disfruta de una peli y continúa con una degustación en su restaurante, que sirve buenas ensaladas en un ambiente con luz atenuada.

© istock-mattjeacock

4. Correr los 7 km que separan el puente de piedra y el puente Chaban Delmas

Aviso para deportistas: este circuito sin desnivel pasa por los muelles rehabilitados del puerto de la Luna. Se cruza el puente de piedra y el puente Chaban Delmas para poder disfrutar de las zonas verdes de la orilla derecha, pero también de la arquitectura bordelesa patrimonio de la UNESCO situada en la orilla izquierda.

El itinerario:
• Todo recto por los muelles de la plaza de Quinconces hasta el puente Chaban Delmas: 2,15 km
• Cruzar el puente Chaban Delmas: 470 m
• Girar a la derecha y seguir el paseo de la orilla hasta el jardín botánico: 1,63 km
• Continuar todo recto por la orilla hasta el puente de piedra: 900 m
• Cruzar el puente de piedra: 480 m
• Girar a la derecha y seguir el paseo de la orilla hasta el Espejo de agua: 620 m
• Continuar todo recto y seguir la orilla hasta la plaza de Quinconces: 460 m

© istock-HemantMandot

5. Un toque de verdor en el jardín público de Burdeos o en el Parc bordelais

El magnífico jardín público de Burdeos ha sido nombrado “Jardín Notable de Francia”. Este verde oasis de estilo francés se encuentra a pocos pasos del centro histórico y es ideal tanto para ir en familia (balancines, áreas de juego, tiovivo antiguo…) como para dar un paseo romántico.

Entre nuestros rincones favoritos del Parc bordelais se encuentra su pequeño zoo con cabras, patos, cerdos exóticos… Pero tampoco puedes perderte los grandes paseos, las pistas para ciclistas y patinadores, ni el gran lago central donde relajarse bajo el sol.

© istock-svetikd

6. Perderse por las calles del centro, admirando el color de la piedra bañada por la luz, escudriñando los pequeños detalles de las fachadas

A lo largo de las calles, basta con levantar la mirada y a cada paso aparecen nuevos detalles… Si te apetece visitar Burdeos de forma insólita, prueba Burdeos Secret Défense, una mezcla entre juego de pistas, de orientación y de rol. Te acompañarán dos guías que pondrán a prueba tu sentido de la observación y de la deducción.
Tel.: +33 6 77 89 17 48.
Y si tienes ganas de descubrir el lado oscuro de Burdeos, con sus fantasmas, sus lugares encantados y sus muertes trágicas, participa en la visita nocturna a pie Bordeaux Ghosts Tours, todos los sábados por la tarde a las 18:00.
Tarifa 25 € (2 h de visita). Reservas: 07 83 62 70 55.

Jardin public de Bordeaux - © Danièle Schneider / Photononstop

7. Degustar unas brochetas de pescado con una copa de vino blanco un domingo a mediodía en los muelles cercanos al mercado de Chartrons

En torno al mercado de Chartrons puedes darte un paseo muy agradable durante el fin de semana, entre amigos o en pareja. ¡Ideal si te apetece probar las ostras de la bahía de Arcachon!
Tras esta escala culinaria puedes proseguir con una sesión de compras en el Quai des marques y buscar alguna ganga. Y si, por desgracia, el tiempo se pone caprichoso, dirígete al mercado cubierto de los Capuchinos y saborea sus vinos y tapas.

© istock-urbancow

8. Brunch en la tienda general de Darwin

Este fascinante cuartel abandonado conserva su aspecto industrial y propone numerosas actividades de moda: skatepark, grafiti, centros artísticos, espacios de coworking… El restaurante, de estilo vintage, ofrece una cocina ecológica y deliciosa a precios razonables.
El brunch está disponible los domingos de 11:30 a 15:00. Además, una tienda de alimentación ecológica propone una amplia gama de productos responsables. Y, justo antes de marchar, no te vayas sin probar las galletas y el pastel de zanahoria de Marie's bakery… ¡Ambiente hippie-pijo para dar y tomar!
Darwin Caserne Niel, 87, quai des Queyries.

© istock_shotshare

9. Divertirse en el emblemático Espejo de agua de Burdeos

Instalado en la plaza de la Bolsa, a pocos pasos de la orilla del río, el Espejo de agua es el monumento más famoso de Burdeos. Este célebre monumento es el mayor espejo de agua del mundo y se asemeja a un cruce entre una piscina infantil y un vaporizador gigante. ¡El rincón favorito de los más pequeños!

© Remi Bodera

10. Ver un partido de rugby en el estadio Chaban Delmas

En la región del rugby, no dejes pasar la ocasión de ver un partido del equipo de Burdeos en el estadio Chaban Delmas. Aunque no seas el mayor aficionado, se trata de una parada obligada por el ambiente festivo garantizado.

Y, como somos generosos, te ofrecemos una última recomendación que probar en Burdeos: la Guinguette Chez Alriq, una taberna a orillas del Garona que ha vuelto a abrir después de muchos años. Hermosas vistas y conciertos para dar ambiente.
Atención, permanece cerrado de noviembre a marzo. 

Le miroir d'eau à Bordeaux - © iStock - no_limit_pictures

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Quizá también te interese