Un fin de semana en Estrasburgo

Conviértete en un habitante de Estrasburgo durante el fin de semana y disfruta de la capital de Alsacia para descubrir, moverte, salir... ¡por una ciudad que se lo merece!

  • Autor

    Rédaction OUI.sncf

  • Actualizado el

    12/06/2017

  • Destino

    Strasbourg

Sábado por la mañana: el casco antiguo

Toda visita empieza por la plaza de la Catedral de Notre-Dame, majestuosa, una obra de arte gótico con su fachada de encaje. Primer punto de interés de la ciudad, hay que acceder al interior para ver el reloj astronómico de la época renacentista, cuyo mecanismo data de 1842. ¡Un auténtico espectáculo! Y tras una subida más o menos cansada de los escalones hasta la cima, ¡la panorámica de la ciudad vista desde la terraza te cortará el aliento y te dará alas!

De vuelta a la plaza de la catedral, la casa Kammerzell nos atrae con su bonita fachada antigua, pintada con elementos inspirados en la Biblia, en la Antigüedad grecorromana y en la Edad Media. Entra en el restaurante para descansar y poder ver los murales de Leo Schnug de 1905.

Al otro lado de la catedral se encuentra el Palacio Rohan. El antiguo palacio episcopal alberga el Museo de Bellas Artes, el Museo Arqueológico y el Museo de Artes Decorativas desde 1924

cathédrale de Strasbourg, France

La Grande Île, inscrita en la lista de patrimonio mundial de la UNESCO es el otro nombre que recibe la ciudad antigua de Estrasburgo. ¡Piérdete por las calles comerciales detrás de la casa Hammerzell para encontrar algo para hacer un picnic a lo largo de los canales y también algunas compras!

La Petite France es una isla pequeña que se encuentra dentro de la Grande Île. ¿Me sigues? Así que marchamos en dirección a La Petite France, el barrio más pintoresco del antiguo Estrasburgo, que ha mantenido sus casas de paredes entramadas pertenecientes a pescadores, molineros y curtidores que datan de los siglos XVI y XVII. ¡De camino, pasa por la plaza Marché aux Poissons, donde el ambiente está garantizado!

Los canales serpentean y cada puente es una oportunidad para hacer fotos preciosas. Encontrarás sin problemas un sitio encantador para disfrutar de tu picnic.

Sábado por la tarde: ¡paseo por los canales y arte moderno!

Por supuesto, tienes que detenerte ante la presa Vauban, a pocos metros de los Ponts Couverts. En lo alto del edificio hay una agradable terraza panorámica. Otra manera de apreciar la arquitectura de la presa y de las orillas de los canales es embarcar para hacer un pequeño crucero comentado con el que aprenderás muchas cosas...

Pasa después el puente de la calle Frères Matthis para descubrir el MAMCS, el Museo de Arte Moderno y de Arte Contemporáneo.

Saliendo del MAMCS, vuelve al puente y sigue el andén hasta el hospital... ¡para descubrir las bodegas de los hospicios!

Pont couvert, Strasbourg, France

Sábado por la noche: disfruta de las especialidades de Alsacia

Tras cenar en un restaurante del centro histórico, una especialidad local como la choucroute, el baeckeoffe (patatas, carne y legumbres mezclados con especies y vino blanco), la torta flambeada, el spaetzle (pastas), el foie gras... descubre Strasbourg by night.

Domingo por la mañana en bici: Museo de la Ilustración y el parque de la Orangerie 

Tras un buen desayuno en un mantel de cuadros rojos, alquila una bicicleta para espabilar las piernas a lo largo de l´lll hasta el parque de la Orangerie. Pásate por el Museo Tomi Ungererer, el centro internacional de la Ilustración, imprescindible en Estrasburgo.

En el parque de la Orangerie, podrás ver a las famosas cigüeñas, el símbolo de la ciudad, y podrás dar una vuelta en barca sobre el lago. Los niños pueden ir a los columpios, a las áreas de juegos y descubrir los animales de la minigranja. Incluso hay una bolera a partir de las 9 h el domingo. Los golosos también encontrarán con qué estar contentos.

Domingo por la tarde en bici por el barrio europeo o sobre la pista de los fuertes

Justo enfrente del parque de la Orangerie se encuentra el barrio europeo. ¡Aun no pudiendo entrar en las instituciones europeas, los edificios son impresionantes a la vista!

¡Con los niños, puedes seguir con el jardín botánico y el planetario a la vuelta!

También puedes seguir disfrutando de la bici un poco más y hacer la pista de los fuertes...

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Quizá también te interese